Quiero hablar de mi experiencia sobre viajar sola, y además, viajar a dedo. De cómo empezó todo, de los truquitos para que sea más fácil, y de todo aquello que siempre deseaste saber de una experiencia de este tipo 🙂

Tengo que reconocer que más de una vez lo había hecho anteriormente. Recuerdo en la adolescencia cuando en mi pueblo los autobuses a la playa pasaban llenos, y nos poníamos, dedo arriba en la carretera, para ver quién nos llevaba 🙂

Igual ya siendo más mayor, alguna vez viajé a dedo en viajes (en Grecia, por ejemplo, fue porque no teníamos transporte), pero siempre acompañada. La verdad que viajar sola a dedo nunca me lo había planteado, porque me daba miedo.

autobús - esto no es viajar a dedo

Cómo ya he contado en alguna otra entrada del blog, mi gran viaje empezó hace ahora dos añitos en Costa Rica. De ahí crucé a Nicaragua, y aunque son países que amo con toda mi alma, Centroamérica entero no se caracteriza por tener un buen transporte público.

Ahí empecé poco a poco a agarrarle el gusto a eso de viajar sola a dedo. Muchas veces porque, si quería ir a algún lugar entre pueblos, no tenía más opciones. Pero nunca para hacer viajes más largos. Siempre iba con casi nada encima, lo mínimo para pasar el día, sin equipaje, pasaporte, tarjetas, etc.

Pero eso era solamente el primer paso 🙂

En Honduras, Guatemala, y los primeros meses del viaje en México, también hice dedo, pero como en las ocasiones anteriores, para moverme entre pueblitos.

otro autobús

La gran aventura de viajar sola a dedo fue más adelante. Ya había perdido el miedo, porque la verdad solamente me encontré buena gente que estaba dispuesta a ayudarme con cualquier cosa. Estando en Cuernavaca (Morelos), me animé a ello para moverme con todo mi equipaje entre ciudades. No era una cuestión económica, simplemente quería vivir la experiencia, que tanto había leído en blogs, en primera persona 😉

saltando - ¿Esto no era sobre viajar a dedo?

¡Y ahí empezó! Fueron alrededor de 3 meses de viajar sola a dedo (hubo unos días que acompañada), y la ruta que realicé fue la siguiente (Cuernavaca – Ciudad de México – Teotihuacán – Pachuca – Poza Rica – Tampico – Ciudad Valles – La Huasteca – Jalpán de Serra – Bernal – Querétaro – San Miguel de Allende – Guanajuato – Aguascalientes – Zacatecas – San Luis Potosí – Real de Catorce – Saltillo – Monterrey)

Fue una experiencia maravillosa. Como en las ocasiones anteriores, siempre me encontré buena gente dispuesta a ayudar. No me montaba en cualquier coche/camión. Si me decían algo que no me cuadraba, directamente les decía que iba a otro sitio.

La mayoría de personas que me levantaron en la carretera fueron camioneros. Ese gremio con tan mala fama, que hace un trabajo durísimo, y que empecé a querer, que lo único que desean es alguien para darles conversación y no aburrirse. Son gente generosa que me invitaron a comer en los mejores restaurantes de carretera que solo ellos pueden conocer, que como no pueden entrar en las ciudades me dejaban en las afueras y me daban dinero para poder llegar hasta el centro y pagarme un taxi. ¡¡¡ Los amé!!! Tantas historias que contar 🙂

camión o trailer

También tuve experiencias más que curiosas en esta aventura de viajar sola a dedo. Por ejemplo, una vez me pagaron un uber para que no me arriesgara en la carretera; también estuve repartiendo pan entre pueblos con un señor que me llevó; muchos conductores de autobús que paraban para que me montara con ellos; una familia me paró porque quería que les contara a los niños las diferentes formas de viajar… Y alguna que otra anecdotilla más, que si me escribes por privado te la cuento 😉

Y te preguntarás, ¿Cuanto tiempo estás esperando? ¿Cómo lo haces? La verdad que fui aprendiéndolo poco a poco, y creo que nunca estuve más de media hora esperando en ningún lugar, pero te cuento unos truquitos que aprendí 🙂

TRUCOS PARA EMPEZAR A VIAJAR SOLA A DEDO

desayuno


  1. Vete directamente a las salidas de las ciudades. Hacer dedo dentro de una ciudad es prácticamente imposible. Vete siempre a los peajes de las autopistas, o a alguna gasolinera cercana. Yo siempre encontré un bus urbano que me llevara hasta estos puntos.
  2. Ponte en lugares dónde los coches vallan lentos o tengan que parar. Esto está relacionado un poco con el punto anterior. Si te pones en medio de la carretera, aunque un coche te quiera llevar, van a ir rápido y no les va a dar tiempo a frenar, evita ese lugar. Los peajes de las autopistas son un buen lugar, las incorporaciones a las autopistas, o mi lugar favorito, las gasolineras. En las gasolineras es más sencillo, porque antes de montarte en el coche tienes una conversación con la persona, la ves cara a cara sin que esté conduciendo… Buena idea 🙂
  3. Sal temprano a la carretera. Ante todo, evita que te atrape la noche en la ruta. No es conveniente para nadie. Sal temprano, y además te asegurará que haya más movilidad en la carretera.
  4. No lleves mucho equipaje. Quizás pueda parecer obvio, pero créeme, no lo es 😉 Si alguien te ve con mil cosas, no va a querer llevarte. Incluso para tu comodidad. A veces los coches paran a metros de distancia de dónde tu estas, y tienes que agarrar las mochilas y echar a correr lo antes posible para no hacerle perder tiempo.
  5. Viste de forma adecuada. Con esto no me refiero a que tengas que vestirte con tu mejor atuendo, pero tu imagen es lo primero que van a ver. Que parezca ropa limpia, con un pantalón y una camiseta normal es suficiente. Para las chicas, evita ir en minifalda, pantalón muy corto o con grandes escotes (me duele mucho tener que decir esto, porque cada una deberíamos vestir como nos diera la real gana)
  6. No uses sombrero ni gafas de sol. A veces se hace difícil, hace calor, estas en medio de la nada, el sol te da en la cara, etc. Pero la gente que vaya a parar quiere ver tu cara, y tener contacto visual con el conductor es un plus.
  7. Siempre sonríe 🙂  La sonrisa siempre abre puertas, nunca pierdas el humor (aunque por dentro estés queriendo morir, jajaja)
  8. Cartel , ¿Sí o no? Yo leí mucho sobre este tema, de mucha gente que usa carteles para decir el sitio al que van y que les resulte más fácil a los conductores ubicarte y ver si te pueden llevar. En mi caso personal, los usé un par de veces, pero decidí no hacerlo porque me sentía más segura. Como comentaba antes, si alguien no te da “buena espina” cuando para, simplemente le dices que vas a otro sitio y ya, todo se acaba ahí.
  9. Mantén siempre la conversación. Ya encontraste un coche que te lleve y estás dentro. Conversa con la persona que te está llevando. Interésate por su trabajo, su familia, sus aficiones etc Él verá que eres una persona conversadora, que sabes escuchar, que eres amable, y le gustará la plática. Además, de esta forma aprenderás tantas historias y tantas formas de vida diferentes que no te lo podrás creer.
  10. No te quedes si no estás cómod@. Si en algún momento ves insinuaciones que no deberían de existir, está tocando temas de los que no quieres hablar, o simplemente, te sientes incómod@, no tienes que hacer los XXXXkm que acordaste que te llevaría. Sin perder la amabilidad, coméntale que en la próxima gasolinera te quieres bajar, porque quieres comer, beber. (lo que más adecuado te parezca en ese momento), y vuelve a probar suerte ahí 🙂
aprendizaje sobre viajar a dedo

Si tuviera que calificar mi experiencia de viajar sola a dedo, esta sería de un 9.5/10. Después de esto lo he hecho más veces, pero no de forma tan constante. Es un modo de vida complicado, que te tiene que gustar (si tu intención es solamente ahorrarte dinero, no te recomiendo ni que lo intentes) Estoy segura de que lo retomaré en algún momento 🙂

Y tú, ¿Has viajado a dedo? ¿Estás pensando en viajar sola a dedo?¿Lo harías? ¿Tienes dudas? Cuéntame tu experiencia y haré lo posible para ayudarte

Así que ya sabes, ahora es tu turno.

Ponte en contacto conmigo para cualquier duda que te pueda surgir. Te espero 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .