holbox

Viajar siendo mujer – En tour constatemente

En esta ocasión, y en una nueva colaboración, tenemos a Leticia y a Mireia. Dos mujeres viajeras que nos cuentan sin reparos cómo les fue viajando siendo mujeres (acompañadas entre ellas) cuando visitaron México y Guatemala. Muchas gracias chicas 🙂

Somos Leticia y Mireia, dos chicas de Barcelona (España), tenemos un blog de viajes, no específicamente destinado a la mujer pero podemos contarte nuestra experiencia en Centro América viajando solas como mochileras.

Hemos viajado por Islandia, Alemania, Suiza, Bélgica, Francia, Italia, Reino Unido, Marruecos, Dubái y recorrido muchas partes de España.

Pero queremos contaros nuestra experiencia en México y Centroamérica.

Hace un 3 años nos fuimos a México para estar unos dos meses y medio.

Ya desde España íbamos con una idea en la cabeza bastante clara, teníamos que ir con mucho cuidado, no solo por las pertenencias, si no también por el hecho de viajar dos mujeres solas por uno de los países más peligros de la región en cuanto a secuestros o asesinatos.

La verdad es que tanto nuestros familiares como nuestros amigos nos metieron mucho miedo, y fuimos pensando que no íbamos a disfrutar el viaje tanto como quisiéramos, ya que íbamos en plan mochilero sin saber que haríamos la semana siguiente.

De todas formas nos dirigimos a México con toda la ilusión del mundo para tener experiencias maravillosas.

En el paraíso de México - Holbox
Holbox

Nuestros primeros días fueron un poco extraños por el jet lag y por nuestro voluntariado en la Isla de Holbox un poco fallido (Aquí la historia) , no por ser mujeres ni mucho menos, si no ,por tema de respeto y entendimiento.

En esta isla pudimos estar aproximadamente unos 5 días, estábamos en el paraíso.

De echo, cuando nosotras visitamos la Isla de Holbox, no habían muchos turistas, la mayor parte de gente que veíamos eran locales, y nos sentimos como en casa. 

Probábamos todo tipo de comida mexicana y nos sentimos como un local mas en plena isla paradisíaca.

Hay que decir que nosotras somos pareja, y respetamos mucho la opinión de la gente con este tema, por ello, no mostramos nuestra relación en público como quizás lo haríamos en nuestra ciudad, no por que creamos que puedan ofendernos, si no por respeto a toda opinión, posición y visión cultural con respecto a ello, preferimos disfrutar del momento y compartir nuestro viaje como dos mujeres que viajan juntas y en lo privado nosotras sabemos como estamos y como vivimos.

Después de estar estos días en Holbox, nos dirigimos a la parte central del Yucatán, una parte más rural.

Los pueblos y ciudades que visitamos eran realmente bonitos y lo más tipico de México que podíamos ver, gente con ropa típica de la zona, trabajadores de los campos, y mercados donde puedes llegar a perderte entre comida típica y tejidos coloridos.

En estas zonas tuvimos algún encontronazo con algunos comentarios de hombres que se dirigían a nosotras de forma un poco vulgar, pero aún así sabemos que si no sigues la corriente a este tema no vas a tener ningún problema.

Solo salimos alguna noche a cenar y tomar algo por algunos de los pueblos, pero no era costumbre salir del albergue por la noche, preferíamos dormir y estar bien descansadas para las actividades del día siguiente. Por que salir solas por la noche no nos daba seguridad al 100% .

Cobá
Cobá

El único percance que pudimos llegar a notar fue justo en la ciudad más turística , Cancún. Allí uno de los últimos días de nuestra estancia en México, salimos de un supermercado y empezamos a notar como un chico bastante peculiar nos seguía.

Intentamos esquivarlo varias veces por distintas calles que ya conocíamos de la zona, lo que no queríamos era que nos siguiera hasta el Hostal donde estábamos alojadas ya que entonces sabría donde estaríamos.

Por desgracia para nosotras pensábamos que lo habíamos perdido de vista, y una vez en nuestra habitación del Hostal, nos asomamos por la ventana, y este individuo estaba entrando por la puerta de nuestro mismo Hostal.

Gracias a la recepcionista que había en ese momento y un familiar suyo que la estaba acompañando, no pudo entrar al Hostal como el quería.

Mireia bajó a la recepción a ver que había pasado y resultó que el chico iba drogado y no pertenecía al Hostal por eso mismo no le dejaron entrar, además tuvieron la amabilidad de llamar a la patrulla de policía para que hicieran una ronda por la zona y controlaran que no pasara nada extraño.

Último día en México
Último día en México después de dos meses y medio

En resumen nuestra experiencia en este país fue bastante recomendable para todas las chicas que estén dudando en visitarlo.

Lo recomendamos, siempre con precaución y con los 5 sentidos en marcha para que todo vaya bien.

Incluso ese 6º que dicen que tenemos las mujeres, que es la INTUICIÓN. No hay que tener prejuicios, pero si hacerle caso a ese “no se que” que no te de buena espina. 

No dejéis llevaros por los comentarios de la gente, puede ser que haya gente que haya tenido malas experiencias pero como nosotras decimos, hay que vivirlo para crear tu propia experiencia , y tus propias vivencias.

Guatemala (Totonicapán y Antigua)

Nuestra experiencia en Guatemala, fue totalmente distinta, no sabemos si por el paso de los 3 años o por el lugar que estábamos visitando.

En Totonicapán, fuimos a realizar un voluntariado a una escuela para niños y niñas de entre 4 a 16 años.

Totonicapán es un pueblo pequeño y pero a la vez con casi 120.000 mil habitantes. 

Aquí nuestra experiencia fue la de encontrarnos en un lugar bastante antiguo y con experiencias que nosotras no habíamos vivido todavía en ningún lugar.

Nosotras realizábamos clases de 8:00 a 12:00 y de 13:00 a 18:00 de lunes a domingo, por lo que teníamos poco tiempo para visitar cosas.

Cada vez que queríamos salir del recinto de la escuela//casa nos ponían todo tipo de problemas, frases como :

– Solas no pueden salir

– ¡A estas horas donde van a ir?

–  Nosotros las acompañamos

Macintosh HD:Users:leticiagonzalezmachuca:Desktop:voluntariadoguatemala.png
Voluntariado en Guatemala

Vimos que los días pasaban y no habíamos ido a conocer nada del lugar, ni del pueblo, ni de sus alrededores.

Nos sentíamos bastante observadas en todo lo que hacíamos, comer, ir al baño, llamar por teléfono, etc…

Sus tradiciones eran distintas a las nuestras así que intentamos ser todo lo respetuosas que hiciera falta, pero finalmente nos sentimos muy presionadas por las clases que impartíamos y por lo poco que estábamos disfrutando del momento y del lugar.

Vivíamos con una familia en la que las mujeres daban clase, y cocinaban y los hombres conducían y se sentaban en la mesa a comer. Ellos son los que controlaban la economía familiar.

Decidimos irnos de Totonicapán acabando con nuestro proyecto con los niños tal cual lo habíamos acordado.

Nos dirigimos a Antigua con un Chickenbus (autobuses escolares de EEUU ya retirados ). 

Nuestro trayecto fue desde las 5 de la mañana hasta las 11 de la mañana en un autobús donde iba subiendo y bajando gente que nos miraba extraño y con mucho interés.

Aun así llegamos bien a Antigua, nuestra estancia allí duro unos 10 días, y la verdad es que la diferencia fue increíblemente grande.

Antigua es ciudad más turística de toda Guatemala, lo que hace que la mayoría de gente que ves sea extranjera y todo este preparado para el turista.

No tuvimos ningún problema en Antigua, la verdad es que éramos unas turistas más y con nuestra amiga Rosa, la que nos presto su casa para poder quedarnos unos días, estuvimos como en casa.

Ella vive allí desde aproximadamente 6 años y esta totalmente mimetizada con la gente y el entorno. 

Sabe perfectamente como controlar cualquier situación de machismo o de poco respeto que le pueda pasar, de echo nos advirtió bastantes veces que no nos fiáramos demasiado de la gente que parece tan simpática.

Macintosh HD:Users:leticiagonzalezmachuca:Desktop:guatemala.png
Aventura en Guatemala

Sabemos que no todos los seres humanos somos iguales, asi que no vamos a decir que todos en general eran iguales, siempre hay excepciones en todos los lugares.

Hay algo que nos sorprendió bastante de Guatemala, y es que notamos como a veces había mujeres que tenían actitudes machistas, y en ocasiones había muy poco sororidad.

En cuanto a los viajes que hemos hecho por España, o por Europa, quizás en comparación hemos tenido más “encontronazos” o miradas, o comentarios que en Centro América.

En conclusión, por suerte, ya sea por nuestro carácter o por nuestra actitud hemos tenido viajes tranquilos, en los que hemos respetado, y nos han respetado, y cuando ha habido algún comentario o situación un poco machista, la hemos solucionado rápido y sin mayor enfrentamiento.

Seguiremos viajando solas, y viviendo experiencias que valgan la pena.

Macintosh HD:Users:leticiagonzalezmachuca:Desktop:TIKAL.JPG
Opinión personal mía (Desiré), Tikal es una de las joyitas de Guatemala 🙂

Y hasta aquí la historia de estas dos mujeres, espero que te haya gustado 🙂 Si quieres conocerlas un poco mejor, síguelas en su web En Tour Constantemente , y en sus redes sociales, que te las dejo por aquí: Instagram y Facebook

Y si tu también quieres aparecer en esta web, o quieres colaborar de otra forma, no dudes en contactarme 🙂

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.