turismo responsable

Turismo responsable

Hablar de turismo responsable o turismo sostenible es algo que últimamente se ha puesto de moda, sobre todo en redes sociales… Pero, ¿Qué sabes realmente del turismo responsable? ¿Qué es lo que significa y qué impacto tiene?

TEÓRICAMENTE

El turismo responsable o sostenible, o mejor dicho, el turismo “irresponsable”, tiene diferentes repercusiones en ámbitos muy distintos de la sociedad, como pueden ser ambientales, económicos, políticos y culturales y sociales.

Cómo dato, el turismo responsable forma parte del desarrollo sostenible, y las Naciones Unidas ha marcado una serie de objetivos que cumplir para que esto se lleve a cabo. El resumen de dichos objetivos sería el siguiente:

  1. Fin de la pobreza
  2. Hambre cero
  3. Salud y bienestar
  4. Educación de calidad
  5. Igualdad de género
  6. Agua limpia y saneamiento
  7. Energía asequible y no contaminante
  8. Trabajo decente y crecimiento económico
  9. Industria, innovación e infraestructura
  10. Reducción de las desigualdades
  11. Ciudades y comunidades sostenibles
  12. Producción y consumo responsables
  13. Acción por el clima
  14. Vida submarina
  15. Vida de ecosistemas terrestres
  16. Paz, justicia e instituciones sólidas
  17. Alianzas para lograr los objetivos
objetivos de la sostenibilidad
objetivos de la sostenibilidad
programa de desarrollo naciones unidas
programa de desarrollo naciones unidas

Pero regresando al tema del turismo responsable, ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando escuchas estas palabras?

MEDIO AMBIENTE

La mayoría de veces (que no siempre), harán referencia al cuidado y respeto de los animales y del medio ambiente. Cada vez hay más información sobre cosas que NO SE DEBEN hacer en los viajes respecto a estos dos temas, cómo no visitar lugares dónde mantengan a los animales drogados o los exploten de cualquier manera posible con fines de lucro (y aunque sea por la foto tampoco), no sacar estrellas de mar, o cualquier forma de vida marina a la superficie, no contaminar el agua, no usar plásticos (en muchos lugares están prohibiéndolos poco a poco), no tirar basuras o colillas en la calle/montaña/playa, etc etc.

turismo verde
turismo verde
vida marina
vida marina

basura
basura

Y la verdad, está genial que exista todo este tipo de información, porque muchas veces las personas actúan desde la ignorancia, sin ser muy conscientes de las repercusiones que tienen sus acciones en la flora y fauna local, y cuanto más información haya, al alcance de más gente, pues mucho mejor, por supuesto.

LAS PERSONAS Y LA CULTURA

Pero para mi, el turismo responsable va un paso más allá, y si bien hay que tener en cuenta todas las prácticas arribas mencionadas para no caer en errores, lo más importante son las personas, la cultura y la sociedad, y las repercusiones, que muchas veces (igualmente sin querer) tienen tus acciones.

Esto es algo que me lleva rondando en la cabeza bastante tiempo, y que quería escribir sobre ello, y fue en una presentación en la que Melitón Bautista Cruz , dijo una frase que impulsó en mi un “Ya es hora de escribirlo“. Cito la frase:

La lengua no es hablarla por folclor, ahí está nuestra cosmovisión; nuestra forma de ser, de pensar y hacer

Y es que es completamente cierto. En un estado como el de Oaxaca (que es dónde actualmente estoy viviendo), en el que conviven tantas culturas diferentes y lenguas indígenas (creo que son 16, me corrigen si no es cierto), muchas veces se vende a nivel turístico esa diversidad, pero cómo folclor. Cómo algo curioso y digno de admirar, pero claro, desde fuera, pensando en qué bonitos los vestidos y los bailes, pero nunca más allá.

baile y folclor
baile y folclor
textiles
textiles

Eso no lo considero un turismo responsable. Es ver la realidad desde fuera, como mirándolo desde la barrera. Tampoco digo que sea necesario visitar todos estos lugares, porque no te daría tiempo en una vida entera, pero sí tener un poco de información sobre la vida real de estas personas, de su cultura, de sus tradiciones (más allá de los bailes).

La cosa es que la mayoría de veces, viajeras y viajeros, no somos responsables de esta situación. Y aunque esté hablando de Oaxaca, realmente es extrapolable a cualquier lugar del mundo, en el que por turismo (y dinero) todo vale (no olvidemos, que en muchos países, gran parte de su PIB proviene del turismo). Son los gobiernos, los ministerios, y esas “grandes entidades” que venden esa imagen.

TURISMO SOLIDARIO

Y relacionado con esto, hay otra moda (de la cual tengo que reconocer que en algún momento de mi vida he sido partícipe), que es la del turismo solidario. Básicamente hace referencia a ir, en tus semanas de vacaciones, a un país X (el que más te guste), a “ayudar”. Y realmente estoy convencida de que el 99% de las personas que en sus vacaciones realizan este tipo de turismo, lo hacen con la mejor intención del mundo. Pero no creo que sirva de nada, más que para inflar(nos) el ego.

Y es que hay ONG’s que realizan trabajos maravillosos (que no todas), pero requieren un esfuerzo continúo, muchísimo trabajo, y estar presente durante años, trabajando mano a mano con todas las personas involucradas. Ir 2 semanas a una escuela guatemalteca (o cualquier otro país), ¿De verdad crees que puede aportar algo real a la comunidad? Y luego nos vamos a hacer la compra a Walmart… ¿Entiendes lo que quiero decir?

(Que no es lo mismo que cuando trabajas en una organización y tienes que ir a cubrir unos días una baja, una ausencia, o un hecho en concreto)

voluntarias y voluntarios
voluntarias y voluntarios
migración
migración
ayuda
ayuda

Pero imagina que estás realizando un trabajo, y sin pedir ayuda, alguien llega, y te dice… “Todo lo que has hecho hasta ahora esta mal, vamos a hacerlo así“, ¿Cómo te sentirías? Pues cualquier persona, en absolutamente cualquier lugar del mundo se sentiría igual que tú. Obvio está muy bien que te den consejos, que intentemos mejorar continuamente nunca está demás, pero teniendo empatía y poniéndonos en los zapatos de toda la gente. Porque ayudar está bien, pero hay que saber dónde poner el límite, sin imponer nada.

BUENAS PRÁCTICAS

Bajo mi punto de vista, hay prácticas que igualmente englobaría dentro del turismo responsable, que ayudan mucho más a la gente del lugar que estás visitando. Alojarte en hoteles gestionados por empresas locales, guías locales, restaurantes locales, etc, y toda la relación humana que puedas tener con las personas. Además, independientemente del tipo de viaje que te guste hacer (de lujo, bajo presupuesto, etc), nada este reñido con aportar tu granito de arena.

Y muchas veces, todo se vuelve más simple. Hay veces que las personas solo quieren hablar y que alguien les escuche. Realmente se puede ayudar tantísimo escuchando, siempre sin juzgar, sin prejuicios y desde la honestidad.

compartiendo
compartiendo
reirse y compartir
reirse y compartir

Y cómo decía, sé que no toda la responsabilidad tiene que caer en las y los turistas. Las entidades gubernamentales de cualquier tipo deberían actuar al respecto con consciencia… Pero, ¿no es más importante el dinero? (nótese la ironía)

CONCLUSIONES

Podría escribir muchísimo más sobre esto, ya que personalmente es algo con lo que tengo especial empatía, pero va a quedar ya un texto demasiado largo, y lo puedo dejar para una siguiente ocasión 😉 (así amplío mi calendario editorial, jejeje)

Todo lo escrito está basado en mi experiencia y es una opinión completamente subjetiva y personal, y no pretendo juzgar a nadie… Yo tampoco soy perfecta, y a veces, sin darme cuenta, también realizo actos que no considero tan éticos. Pero no me juzgo por ello. Tú tampoco deberías hacerlo. Al final nos hemos criado durante muchos años en una sociedad que nos ha hecho creer que somos salvadores y salvadoras de alguien. Me hago consciente de la situación, e intento evitarlo para próximas ocasiones.

También me gustaría escuchar tu opinión acerca del turismo responsable. ¿Me dejas tu comentario?

(Todas las fotos son de Pixabay y la web de Naciones Unidas)

Y si quieres hablar conmigo, te espero

Publicado por

3 respuestas a “Turismo responsable

    1. Gracias por el comentario 🙂 Sí, nos falta mucho la verdad… Poquito a poco, no queda más remedio. El primer paso siempre es darnos cuenta de las consecuencias de nuestras acciones… Un abrazo de regreso desde Oaxaca 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.