Texto para participar en el reto de Lidia Castro Navàs sobre escritura creativa. Si te interesa participar, AQUÍ PUEDES LEER LAS BASES

MUJERES QUE INSPIRAN

Lupita siempre fue una mujer valiente, pero las circunstancias de su vida la llevaron a trabajar con sus manos desde muy joven.

Aún sin tener la oportunidad de aprender a leer y escribir, tuvo la fuerza para ser una de las fundadoras de un hermoso mercado chiapaneco.

Pero un día Lupita descubrió que la vida le estaba dando otra oportunidad, y que no podía dejar que se desvaneciera como una cerilla que se prende y se apaga de inmediato.

Y a sus 96 años, y con toda la sabiduría adquirida de antemano, Lupita ha podido aprender a leer y escribir.